Search
  • Mirna Esther Rodriguez

Kiara y Félix


Cuando me senté a escribir este post sentí una mezcla de sentimientos.



Aunque ha pasado una semana de su Boda y he hablado con Kiara casi a diario, no puedo evitar esa nostalgia de mamá gallina al tener que despedirnos de una etapa.


A Kiara la conocí de una forma muy pero muy peculiar.


Me cuenta ella, que me vio en un desmontaje de una Boda y pregunto quién era yo. pero la persona del sitio le dijo que no me conocía.


Kiara es persistente y lo demostró. Me rastreó hasta que finalmente, a través de la página de Panama Loves Weddings me encontró. En una historia que subí de mi primera visita a Secret Gourmet me contacto preguntándome donde era, le dí el dato y listo.


Luego, días después me encontraba cenando en Secret Gourmet, con mis queridos Carlos y Bela y se nos acerca el propietario del lugar con una chica y me dice: "Alguien te quiere conocer".

¿¿A mi??


Oh my God!, le dije., "¿¿a mí??".

Me dije: "¡ajooo quien será!".


Y por supuesto que era mi querida Kiara, que muy llena de energía y sonriente me dice:

"Hola Mirna!, soy Kiara la que te escribió por Instagram. Aquí estoy viendo el lugar y creo que aquí será."


Me dio mucha alegría porque el dato que le pasé de la locación le gustó tanto que fué a verlo.


Luego Juan Carlos de Secret Gourmet me dijo: "le di tu número a Kiara que me lo pidió". Los días pasaron, hasta que finalmente un día me escribe, la llamo y hablamos como si nos conociéramos de años!


Fue un click a primer chat.


Luego vino el drama pandémico. Toque de queda, limitaciones estrictas, cuarentena total fines de semana. Ese sube y baja emocional que Kiara llevó bastante bien. Siempre ceñida a que su fecha sería el 27 de marzo porque su pedida de mano fue el día de su cumpleaños y querían que su Boda fuera en el cumpleaños de Félix. Así de detallista es Kiara.


Sin mucho que hacer durante el encierro de Enero 2020, le comenté a Kiara que quería invitarla a un en vivo en mi cuenta de Instagram. Y con la misma disposición y energía de siempre me dijo que sí. Fue así que tuvimos un en vivo con una vibra increíble y lleno de empatía y esperanza por tiempos mejores. En donde muchas novias, que en el momento estaban pasando por momentos de ansiedad, pudieron preguntarnos acerca de todas sus inquietudes, pues siempre es mejor pasar por las crisis rodeadas de personas que saben por lo que estamos pasando.


¡Gracias a Dios! se abrieron los sábados y pudimos hacerlo como Kiara lo soñó.



Los detalles no faltaron. Desde un Saxofón de lujo que ambientó la ocasión, hasta los recuerdos hechos por mí con mucho cariño y que fueron el ¡wow! entre los invitados. Tarritos de miel, plantitas, abanicos y las ya oficiales mini-botellas de alcohol, mascarillas y bolsitas.




El día estuvo perfecto. Nada de lluvia, que fue otro elemento que nos mantuvo al pendiente.

Kiara aprovechó la cobertura de Panamá Loves Weddings para hacerse unas fotos increíbles, y yo me quedé con mi recuerdito juntas.


Un recuerdo que guardaré cerca de mi corazón siempre.


De esta boda les comparto, que el tiempo de Dios es perfecto y las cosas llegan cuando es su momento. Mientras tanto, piensen en esos detalles que no pueden faltar, las personas que de corazón quieren que estén allí y el amor que los impulsa a celebrar aún en estos tiempos tan difíciles.

110 views0 comments

Recent Posts

See All

mirnaesther.com