Search
  • Mirna Esther Rodriguez

La Saga de la Boda de mi hijo.


El día tan esperado llegó. Y cuando les digo que fue una aventura, una película de acción, con giros de trama inesperados, no les estoy exagerando.



Pleno Diciembre, en medio de una pandemia, con la cuarentena respirándonos en la nuca, y encima, todos los cambios de horario y restricciones que estaban implementando, justo una semana antes.




Ahora me río, pero en el momento, con la incertidumbre de que a 6 días de la Boda cambiaron el toque de queda y volvieron las restricciones a ser más fuertes, estaba que me daba un ataque.


¡Auxilio, llamen a la Wedding Planner!

Ah verdad, esa soy yo!


Fue una gran experiencia. llena de estrés, si, pero también de mucho aprendizaje.


La boda de un hijo es un cúmulo de emociones. La alegría de verlo realizarse, mezclada con la tristeza de dejarlo ir y si a esto le sumas la pandemia y la ansiedad de que todo salga como los novios lo soñaron. Que nuestros familiares estén seguros y que se cumplan todos los protocolos de bio- seguridad.



Gracias a Dios, mi hijo y su ahora esposa, son personas emocionalmente maduras y realistas.


Conscientes siempre de que los planes tenían que estar en constante cambio, no hubo mayor problema con los ajustes que me vi obligada a hacer para sacar todo adelante en pro de seguir las regulaciones de las autoridades y a la vez lograr que la boda se llevara a cabo.






Como siempre digo, ¡el tiempo de Dios es Perfecto! Nos enfocamos en celebrar el amor y por sobre todas las cosas, agradecer que estábamos rodeados de familia y con salud.






Al final, nos damos cuenta que eso es lo que importa. Que el momento vivido se aproveche al máximo. Siempre conscientes de que las cosas no pasan como las esperamos ó queremos, si no, como Dios quiere que las experimentemos, para darnos alguna enseñanza.


Yo mientras tanto aprendí que las bodas fáciles no me van a preparar para nada, así que empiezo el 2021 dándole la bienvenida a todo lo que me rete.


Me estrené como suegra, y me gradué de Wedding Planner en guerra.



Ahora mantengo la ilusión de la Boda Eclesiástica. La cual, si Dios quiere y me da vida y salud organizaré en mejores circunstancias, siempre con el compromiso de hacer realidad sus sueños.


89 views0 comments

Recent Posts

See All

mirnaesther.com