Search
  • Mirna Esther Rodriguez

Pablo & Karla


Conocí a Karla a través de Instagram. Fue de esos contactos con chispa desde el principio.


La química fue tan natural con Pablo y Karla, que tuvimos un par de reuniones virtuales y se decidieron a elegirme como su Wedding Planner.


gif

Un par de semanas después, me escribe Pablo que necesitaba conversar conmigo....yo extrañada, accedí y agendamos una llamada.


Para mi grata sorpresa, Pablo me comparte todas sus ideas e ilusiones, para sorprender y hacer feliz a Karla con una pedida de mano formal. Resulta que como varias parejas que he conocido en estos meses que ya viven juntos, un día se levantaron y dijeron: vamos casarnos! Y arrancaron a planear su boda sin pedida de mano formal.


Pablo me cuenta que Karla quería un anillo de una diseñadora colombiana a quien ella seguía en redes y como Karla es una mujer que sabe lo que quiere, ya le había sido bien especifica en lo que quería.


El con todo el amor del mundo contactó a la diseñadora e hizo el pedido. Aquí es donde viene el giro de la trama.


gif

En diciembre, mes en el que Pablo tenía decidido pedirle la mano a Karla, pasó la trastada.


La persona que traía el anillo de Colombia hacia Panamá, inoportunamente subió a sus historias una foto del mismo, anunciando que venía hacia Panamá. Inmediatamente Karla, a quien no se le va una, le dijo a Pablo ese es mi anillo.



Pablo por razones obvias, decidió posponer la pedida y en medio de todo este drama, me contacto Karla y arrancamos la planeación de la Boda.


Me cuenta Pablo que esconder el anillo fue una Misión Imposible...


gif

...pero lo logro!


Paralelamente a la planeación de la boda, Pablo y yo comenzamos a planear la pedida de mano en base a su cumpleaños, el 10 de abril. Para lo que ya tenían planeado y habían reservado un lugar mágico: el Regalo Resort , en Boca Chica Chiriquí.


Ellos planearon una excursión que les tomaría todo el día y yo llegue a Chiriquí a las 10am para decorar y armar todo para cuando ellos estuviesen de vuelta. Como cómplice teníamos al Hotel, y la cámara de Carlos Yap quien llegó ese mismo día y con su gran visión no solo me dió tips, sino que hasta me ayudo a colgar el cartel que decía: ¿Te quieres casar conmigo?


El día se dió tal cual lo planeamos. Ellos llegaron al hotel luego de la excursión, subieron a cambiarse y al bajar a cenar, los sorprendió un camino de pétalos y velas que los llevaba justo frente a la piscina. Allí Pablo le dijo lo especial que ella era y yo escondida en una esquina con mi celular transmitiendo por Zoom a los papas de ambos, siendo testigos de este gran momento.



Todo estalló con el grito de Karla al ver el anillo que ella tanto soñaba, y que estaba segura había llegado a Panamá exclusivamente para ella. Carlos captó todo el momento, super bien ubicado para no perder detalle.



Me encanta ser celestina de todos esos momentos que conforman su historia de amor y que terminarán contándole a su familia, hijos y hasta nietos.

27 views0 comments

Recent Posts

See All

mirnaesther.com